Compartir

El regulador ruso del sector de las comunicaciones, Roskomnadzor, comenzó este lunes a bloquear el popular servicio de mensajería en cumplimiento de una orden judicial emitida el viernes por un tribunal de Moscú. El propio Roskomnadzor había exigido el bloqueo de la app después de que el FSB (la antigua agencia de inteligencia KGB) estableciera que Telegram no cumple con sus obligaciones legales como organizador de la difusión de información.
La legislación rusa obliga a los proveedores de servicios de mensajería a revelar, a petición de las autoridades, los datos para desencriptar las comunicaciones de sus usuarios, para poder acceder a sus mensajes. La decisión judicial señala que el bloqueo de la aplicación podrá ser levantado si ésta entrega al FSB los códigos de cifrado, informó EFE.
Sin embargo, el creador de Telegram, Pavel Durov, adelantó que no le facilitará a las autoridades el acceso a los mensajes, al afirmar que "la privacidad no está a la venta, y los derechos humanos no deberían verse comprometidos por temor o avaricia". Leer mas

Comentarios

comentarios