Compartir

Una mujer de Jacobacci fue imputada por la justicia barilochense en el marco de la Ley Nacional de Protección Animal. Se le endilga haber dado muerte a dos perros de manera violenta.

El hecho que se le atribuye ocurrió el 7 de noviembre de 2016 al mediodía en el barrio Matadero de esa localidad. Intervino la fiscal Alejandra Bartolomé, quien formuló cargos en su contra.

Según se detalla en la acusación, la imputada junto a dos hombres, le habrían dado muerte a dos perros, una de raza manto negro y otro de tamaño mediano de color beige, ambos de su propiedad.

“Previo a golpearlos con algún elemento contundente”, describieron, “procedieron ahorcarlos de un árbol, para finalmente darles la muerte por sólo espíritu de perversidad, hecho que fue constatado por medio de la presencia de la comisión policial, quienes hallaron a los imputados en el lugar de los hechos junto a los canes sin vida, lo que constituye el delito de infracción a la Ley Nacional 14.346 de Protección Animal, en calidad de co – autores de acuerdo a lo normado en el artículo 45 del Código Penal y el artículo 3, inciso 7 de la Ley Especial Nº 14.346 del Código Penal de la Nación”.

La imputada acudió a la audiencia asistida por el defensor oficial Juan Pablo Laurence y declaró que los canes eran de su propiedad “uno en particular” y que ambos habrían herido de muerte un potrillo. Ante el reclamo del dueño del equino y al no poder pagar el dinero que le reclamaba, le entregó los perros para que se los lleve.

El abogado Laurence planteó que se había vencido los plazos y se opuso a la formulación de cargos por considerar que la mujer “es ajena a la situación descripta”.

La fiscal Bartolomé sostuvo dicha acusación con testimonios de quienes escucharon los gritos de dolor de los perros y llamaron solicitando ayuda. Al acercarse pudieron observar los hechos. Sumó a esto los testimonios de los agentes policiales intervinientes, informe del Gabinete de Criminalística de Ingeniero Jacobacci, entre otros.

Finalmente el Juez Juan Martín Arroyo dio por formulados los cargos y rechazó el sobreseimiento por prematuro. Habilitó también los cuatro meses requeridos para la realización de la investigación.

Estableció pautas de conducta para la imputada tales como fijar domicilio, dar aviso a sede judicial en caso de mudanza y acudir cada vez que sea citada. En referencia a los hombres vinculados a la misma causa y que no asistieron a la audiencia, fueron representados por el defensor oficial Marcelo Álvarez Melinger y se les declaró la rebeldía y captura.

Leer mas

Comentarios

comentarios