Compartir

Una casa de té tiene un encanto especial en otoño. Las hojas que caen de los árboles detrás de la ventana, el ambiente cálido y el aroma dulce de la pastelería invitan a disfrutar de un cálido refugio.

Desde las pastelerías que forman parte de las coquetas chocolaterías del centro de la ciudad, los salones de los hoteles y hasta las casas de té exclusivas, hay un gran abanico dulce para disfrutar de una tarde distinta.

El clásico del centro es Mamuschka (Mitre y Rolando). La pastelería es un lugar íntimo que rememora las típicas pastelerías parisinas. Es un lugar con pocas mesas, con las delicias a la vista para tentarse y elegir. Se puede elegir entre un sabroso cheesecake, mini lemon pie, macarrones, entre otros, además de una carta de blends. Tiene horario corrido desde la mañana hasta la noche.

En la Península San Pedro una casa de té exclusiva para conocer es Paila Co, en un ambiente natural, alejado de la ciudad (a 20 kilómetros del centro) con una amplia variedad en pastelería europea y la clave para servir bien el té, según dicen los entendidos. Está abierto de miércoles a domingos de 16 a 19.

Chiado es otra casa de té de excelencia. Está ubicada sobre la avenida Bustillo a la altura del kilómetro 18. En un ambiente cálido, con decoración vintage y lindas vistas al lago Nahuel Huapi se puede disfrutar de una amplia propuesta en pastelería, con la mayor variedad de exquisiteces dulces (cheesecake de todos los sabores, tartas de manzanas, brownie, marquise de chocolate, etc.) y de batidos.

En el hotel Llao Llao sin ser huésped se puede acceder cada tarde al Winter Garden (Salón de Invierno) para disfrutar de la hora del té. De 16:30 a 19:30 este espacio vidriado que se comunica con el hall principal se transforma en un gran bufet con delicias dulces y saladas para degustar. El acceso es con reserva previa y tiene un costo de $ 840 por persona y $ 1.500 cada dos personas. Se pueden degustar dos infusiones y un amplio abanico de opciones dulces como muffins con frambuesas, madeleine con amapola y mini gateaux.

También en el hotel El Casco (Bustillo 11.500) las tardes tienen un espacio especial para el té entre las exclusivas obras de arte que forman parte de la colección permanente del establecimiento. El horario es de 16:30 a 19 y se debe reservar de manera previa. La promo para degustar una amplia carta de pastelería, sándwiches, tortas y otras delicias (que es abundante y se puede compartir) tiene un costo de $ 480 ($ 800 para dos personas) y los residentes de Bariloche pueden acceder a un 20% de descuento.

Leer mas

Comentarios

comentarios