Compartir

El municipio no cumplió con la obligación de garantizar que al menos un 30% de los colectivos que circulan por la ciudad estén adaptados para personas con movilidad reducida, a pesar de que el plazo fijado por la Justicia venció ayer.

La imposición había sido establecida en julio pasado por el juez Emilio Riat al atender un amparo colectivo que presentaron distintas organizaciones que asisten a personas con discapacidad. Ahora podría haber sanciones para los funcionarios responsables.

El intendente Gustavo Gennuso anunció el último 3 de mayo, en el acto de aniversario de Bariloche, que tiene previsto una incorporación “masiva” de vehículos adaptados y habló de un plazo de 24 meses. Pero hasta ayer no había otras precisiones.

Lo cierto es que el fallo permanece incumplido, según indicó ayer el delegado del Inadi y abogado patrocinante del amparo, René Vázquez.

Gennuso había criticado el fallo y apeló ante el Superior Tribunal de Justicia, que desestimó su presentación. Las unidades adaptadas recién serían incorporadas en el mediano plazo.

Te puede interesar: Gennuso prometió los colectivos adaptados

Según informó a este diario, “el fallo fijaba un período de 10 meses para su cumplimiento y el municipio fue notificado el 14 de julio de 2017, de modo que venció hoy (por ayer)”. Aseguró que se había presentado en el juzgado para ver el expediente y que no había ningún descargo del municipio ni pedidos de prórroga.

Vázquez dijo que la sentencia advierte que el eventual incumplimiento recaerá sobre el municipio y en forma asociada sobre los funcionarios responsables. Adelantó que ya trabaja en la presentación de un escrito para que el juez haga efectivas las sanciones.

Hasta donde pudo saber este diario, la concesionaria Mi Bus no tiene información alguna sobre ese recambio de vehículos, de modo que el costo sería afrontado en un 100% por la municipalidad.

En marzo pasado la empresa facilitó un colectivo dotado de una rampa (con accesibilidad para personas discapacitadas) a fin de realizar un relevamiento en las distintas rutas del transporte urbano. Según indicó el

director de Tránsito y Transporte, Carlos Catini, muchas de las calles son de tierra, faltan veredas y también refugios con la altura adecuada, de modo que -según resultó del testeo- el uso del colectivo adaptado “es inviable en el 85% de los recorridos”.

El intendente Gennuso viajó hace unos días a Buenos Aires para “tomar contacto con las carroceras” de ómnibus, con el supuesto fin de acordar la compra. Pero no informó los detalles de la gestión y tampoco cómo hará para mejorar las calles y la accesibilidad de los paradores.

Leer mas

Comentarios

comentarios